CLAVES PARA UN DISCURSO POLÍTICO QUE IMPACTE
¿Te ha gustado este artículo?

Estamos en permanente discurso político en la calle, en internet, en cualquier otro medio de comunicación. Los dirigentes públicos intentan expresar sus ideas, sus programas y proyectos por medio de palabras, gestos, y elementos de la comunicación política para que los ciudadanos puedan entender ese mensaje que les llega.

DEFINICIÓN

El discurso político se puede denominar de muchas formas, pero podemos entenderlo como una práctica política que suele utilizarse para argumentar un contenido, un texto o unas ideas, y que, por medio de la palabra y el lenguaje corporal, intenta unir al emisor con su audiencia.

El uso de los discursos políticos en política municipal por parte de alcaldes, concejales o gobernantes, es más frecuente de lo que parece, los encontramos en presentaciones de actos públicos, en inauguraciones de eventos, en la participación de los dirigentes en los medios de comunicación tradicionales, en múltiples contenidos audiovisuales que se emiten en las redes sociales y en los medios de comunicación online.

CARACTERÍSTICAS DE UN DISCURSO POLÍTICO

Esta herramienta de comunicación política contiene una serie de particularidades a la hora de llevarla a cabo, el político está siempre en el punto de mira, para bien y para mal, por lo tanto, la preparación y desarrollo de un buen discurso en política no se puede tomar a la ligera.

El discurso político del candidato

El discurso político

El discurso político tiene que tener en su ADN, y por encima de todo, un carácter persuasivo y de entretenimiento. Hablamos de convencer a quienes nos escuchan, que confíen, que crean lo que en ese discurso se dice, y que durante su duración vayan cambiando su actitud y comportamiento, eso que en cualquier modalidad comunicativa se llama conexión. Los discursos políticos escritos tienen que utilizarse como guía, solo para ayudar en el desarrollo de la intervención.

Si intentamos captar la atención de nuestra audiencia tenemos que tener en cuenta una serie de elementos a la hora de preparar el discurso, el político se convierte en solista ante sus oyentes, desde el atril o detrás de una cámara se ganan y se pierden muchas elecciones, en estar constantemente dando discursos obsoletos, aburridos, con el mismo tono de voz, discursos eternos, discursos que no emocionan, discursos que no se preparan, no se trata de leer un papel, eso no es un discurso político.

FACTORES BÁSICOS DEL DISCURSO EN POLÍTICA:

  • Los objetivos: Qué pretendemos conseguir con el discurso, los discursos enlatados no valen para cualquier tipo de finalidad política.
  • El contexto donde se desarrolla el discurso: Donde vamos a ofrecer el discurso, no es lo mismo una plaza que un canal de YouTube.
  • El lenguaje político, el lenguaje corporal: El papel del buen comunicador, la voz, el poder de la palabra bien pronunciada, los gestos, la actitud, y lo más importante, el uso del lenguaje apropiado para quien asiste o escucha el discurso.
  • El discurso siempre es estrategia: Ayuda a conseguir resultados positivos para la marca política, pero también puede resultar contraproducente. Sino sabes dar discursos, no lo hagas.
  • Los intervinientes durante el discurso: El emisor y receptor del mensaje, su predisposición al encuentro, sus estados de ánimo, su grado de intervención.

FASES O PARTES DE UN DISCURSO POLÍTICO

Además de todos estos factores o características la estructura de todo discurso político o de otro género tiene que dividirse en las fases de introducción, desarrollo y comunicación. Un discurso no deja de ser una acción comunicativa, es por esta forma de intentar conectar a políticos y ciudadanos por lo que estas fases tienen que estar bien definidas, ordenadas, pensadas y argumentadas.

Introducción, desarrollo y conclusiones del discurso en política

  • Introducción, como empezar un discurso político: Iniciándose con el saludo a la audiencia, nos encontramos en la parte fundamental de captación de la atención, el enganche y conexión de las dos partes, del gobernante y del oyente. Es la parte donde se tiene que explicar y anticipar muy brevemente como van a transcurrir los siguientes minutos, que va a encontrarse el receptor, es el índice del discurso. Pero hay algo que cada vez se usa más en la comunicación política, el golpe inicial.
  • Estamos ya inmersos en el discurso, hay que captar y dejar a la audiencia necesitada de escucharnos, si tu no te emocionas, el público tampoco. Se tiene que explicar a grandes rasgos la estructura de nuestra exposición. Hay que referirse al tema del discurso en cuestión de manera breve, frases cortas, incluso plantear preguntas a los asistentes, lo que no sorprende no llama la atención.
  • Desarrollo, como desarrollar un discurso político: Pasada la fase de introducción pasamos a tratar los temas con más profundidad, explicando más detalladamente que queremos ofrecer o transmitir. Aún estando en un momento del discurso más concreto, nunca aburrir, el aburrimiento es uno de los grandes enemigos de la oratoria política. Este bloque del discurso oratorio tiene que prolongar una imagen del candidato político de absoluto dominador y conocedor de los temas que se hablan, no puede haber fisuras. El mirar contantemente a un papel en esta parte del discurso evidencia, nerviosismo, desconocimiento, dependencia, mala preparación. Ensayar y practicar los discursos es imprescindible para ser autosuficientes delante de un micrófono o de una televisión, los discursos improvisados están al alcance de muy pocos.
  • Conclusiones, como terminar un discurso político: El final del discurso tiene resume todo lo dicho o explicado durante la charla, es la guinda a un pastel, el café de sobremesa, son las últimas palabras que se van a escuchar. En la conclusión de una puesta en escena o de una presentación, se arreglan o se destrozan discursos y mítines políticos. Se tiene que dejar a los espectadores con la idea principal en su cabeza, tiene que conseguir el político emocionar al elector, es su momento.

Al finalizar esta parte, entramos en el análisis del discurso político, el feedback, el conocer que hicimos bien, en que fallamos, y como solucionar los errores del discurso. La mejora continua de la oratoria política tiene que ser siempre un capítulo que trabajar desde cualquier organización política.

Oratoria política municipal

Oratoria política en discursos electorales

ELEMENTOS DE LOS DISCURSOS POLÍTICOS

Podríamos detallar un sinfín de elementos o ingredientes de cualquier discurso político, sea un discurso político corto o un discurso político más extenso. La forma de agruparlos u ordenarlos según el tipo de charla o conversación es factible, en cualquier caso, las partes participantes más utilizadas e identificadas son las siguientes:

  • Emisor: Quien emite el discurso, el orador.
  • Receptor: El receptor es la audiencia, la ciudadanía y grupo de personas que escucha al emisor, es decir, a quién va dirigido el mensaje. Un discurso político para jóvenes seguramente no sea igual de aceptado que un discurso político para adultos o mayores.
  • Mensaje: El conjunto de temas, ideas o contenidos que se pretenden hacer llegar hasta el receptor.
  • Tema: El tema es el término que acapara todo lo que se transmite en el mensaje.
  • Contexto político: Es la situación en la que se desarrolla el discurso en política, entre algunos de sus elementos encontramos el lugar, el momento, las tendencias, la predisposición.
  • Canal de comunicación: El medio por donde se va a hacer llegar el mensaje entre el emisor y el receptor.

Los discursos políticos antes concentraban gran parte del desenlace de las campañas electorales, hoy en día los políticos sin darse cuenta muchas veces están dando discursos siendo desconocedores de la trascendencia de lo que están haciendo o diciendo. La sociedad mucho más informada y con acceso a múltiples plataformas de comunicación, ve y escucha constantemente a candidatos, figuras públicas o líderes de opinión ofreciendo charlas y mensajes sin orden o criterio. También es cierto que no se puede generalizar, viendo a muchos políticos preocupados por ofrecer una imagen y una palabra preparada en todas sus intervenciones, pero el discurso es espontaneidad, es naturalidad, es convencer.

Si te ha parecido interesante, comparte...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Google+
Google+
Email this to someone
email