EL PODER EMOCIONAL DE LA MÚSICA EN POLÍTICA